patrimonio_vivo
Educación,  Talento

Construir el patrimonio vivo de México

Por FundaciónGIN

 

La fotografía contiene una fuerza transgresora por sí misma, enuncia la existencia de una perspectiva distinta de la realidad, o al menos detalles de la misma, sirviéndose de la mirada entrenada del fotógrafo; cuán certero es el dicho popular “una imagen dice más que mil palabras”. Así, 22 jóvenes y niños fotógrafos de tres entidades, capturaron la esencia del patrimonio vivo de nuestro país.

FundaciónGIN, en colaboración con el programa México Cultura para la Armonía de la Secretaría de Cultura, ofreció el taller Puertas Abiertas de registro fotográfico del patrimonio cultural inmaterial, el cual buscó detonar los talentos locales de la Ciudad de México, Oaxaca y Tlaxcala. Los participantes, niños y jóvenes entre los 14 y 20 años, profundizaron en las costumbres y ritos ceremoniales que les rodeaban, logrando construir un discurso fotográfico propio. Así, cada uno dio luz a una mirada particular de lo que representa la cultura inmaterial, que se plasmó en una imagen.

El patrimonio cultural inmaterial, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se refiere a las tradiciones orales, artes del espectáculo, rituales, actos festivos, prácticas relativas a la naturaleza y el universo, así como saberes vinculados a las expresiones artísticas de diversas comunidades. Es mantener latentes los usos y costumbres es una labor social que crea lazos con el pasado ancestral y el presente.

Como resultado del proceso creativo del taller, 22 imágenes fueron mostradas al púbico en la exposición Patrimonio vivo del Museo Nacional de las Artes Populares. La colección se engalanó con imágenes potentes y composiciones inteligentes.

La alianza institucional entre FundaciónGIN y Secretaría de Cultura es una muestra del interés por construir espacios profesionales y de desarrollo de las personas, donde el talento se puede convertir en una alternativa de sustentabilidad económica si se cuenta con las herramientas correctas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *