Educación

Muralismo y grafiti

Por FundaciónGIN

 

Las personas a lo largo de la historia han logrado expresar por diferentes medios lo que significa el territorio y la identidad, ya sea a través de la palabra, la literatura, la fotografía o la pintura. FundaciónGIN, en colaboración con Aldea digital Iztapalapay el Colectivo Chachachá, a través de su programa Puertas Abiertas, decidió impulsar el proceso colaborativo, social y artístico de 15 jóvenes en el taller de muralismo y grafiti.

Más allá de los típicos prejuicios sociales que rodean la demarcación, se motivó el talento pictórico de los jóvenes participantes del taller y se contribuyó en el manejo de técnicas para la producción de un mural, además de identificar los materiales de trabajo y el proceso creativo para su realización. Entre pinceles, hojas, bocetos y pintura, la imaginación tomó la batuta para conceptualizar la identidad barrial de la comunidad.

 

Cada día hay más estrategias de influencia social que apuestan por el contacto con el arte desde temprana edad; los beneficios son grandes, no sólo se desarrollan diferentes habilidades de comunicación, también se fomenta la creatividad, el talento y la curiosidad.

El taller brindó capacidades técnicas y prácticas para la intervención social de espacios públicos. Elliot W. Eisner (1933-2014), planteaba que la apropiación artística de zonas marginadas o sumidas en la violencia es una manera de originar redes colectivas y proyectar un mensaje positivo. También aseguraba que era una oportunidad para acercar a jóvenes y niños a expresiones artísticas, lejos de las violencias sistemáticas del contexto.

Las palabras de Eisner toman mayor sentido cuando este tipo de talleres se realizan en demarcaciones como Iztapalapa: en 2018, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, la consideró una de las tres alcaldías más peligrosas; registra dos de cada diez delitos de la CDMX y en muchos de estos crímenes hay menores de edad involucrados.

La importancia de contribuir en los espacios públicos como plataforma de contención social, tiene que ver con el tipo de salida que se le da a los talentos identificados. Iniciativas como Puertas Abiertas, se comprometen y respaldan las ideas de los jóvenes; el reto es transformar su potencial en actividades laborales factibles. Es decir, con el apoyo correcto, los jóvenes perciben la existencia de alternativas viables para su desarrollo personal y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *